jun 06

Artículo publicado por Vicenç Navarro en el diario digital EL PLURAL, 6 de junio de 2011

El artículo resume las declaraciones críticas del que fue Ministro de Economía de la Administración Clinton y director de la oficina económica de la Casablanca de la Administración Obama, el Sr. Larry Summers, sobre la enseñanza de la economía en las Universidades estadounidenses. El artículo señala también un hecho desconocido y/o ignorado en los medios de mayor difusión españoles: el establecimiento de bancas públicas por parte de varios estados de EEUU como respuesta a la crisis, siguiendo políticas distintas y opuestas a las realizadas por el estado español, que está privatizando y mercantilizando las cajas de ahorro.

Recientemente, han pasado desapercibidas en los forums económicos españoles las declaraciones de Larry Summers (el Secretario del Tesoro -equivalente al Ministro de Economía Y Hacienda- del gobierno Clinton y más tarde director del Consejo Económico del Presidente Obama) al periodista del Finantial Times, Martin Wolf, sobre la relevancia y actualidad de los estudios de economía tales como se enseñan en las Universidades estadounidenses (Larry Summers and Martin Wolf: keynote at INET Bretón Woods Conference 2011). Summers jugó un papel clave, tanto en la génesis de la crisis financiera en EE.UU. como en la salida de tal crisis (mediante medidas altamente impopulares de apoyo al capital financiero).
Sus declaraciones en esta entrevista y en otras que ha concedido desde que dejó su cargo en la Administración Obama son, muy críticas de los departamentos de economía de las Universidades estadounidenses. Summers fue, por cierto, profesor de economía y más tarde Presidente de la Harvard University antes de ocupar sus cargos de responsabilidad en el gobierno federal de EEUU. Summers acentuó en tal entrevista que los departamentos de economía habían creado una cultura y conocimiento que no había permitido predecir la crisis. Ya en el primer año de los PhD en economía –dijo Summers- se introduce a los estudiantes en una dinámica que les lleva a estudiar lo que él llama “distracciones”, olvidando lo esencial que, según él, es la relevancia del conocimiento y su articulación con la realidad. Su énfasis en el método y su ignorancia del contexto político e histórico –acentuó Summers- ha reducido su relevancia. Se desarrolla un carrerismo académico que valora sobre todo las aportaciones a revistas económicas –que también se centran en los detalles, según él-, sin tener mucha conexión con la vida real. Es más, -añade Summers- se olvidan en tales estudios los conocimientos tradicionales, poniendo excesivo énfasis en los modelos matemáticos. Lo que necesitamos –subrayó Summers- es menos modelos matemáticos y más conocimientos de la realidad que nos rodea así como de los historiadores del pensamiento económico, desde el keynesianismo al monetarismo.
Summers concluyó que hay que cambiar el criterio de evaluación de profesores en tales departamentos de economía de las Universidades, y manifestó su esperanza de que la crisis tenga un impacto en estimular cambios profundos en tales departamentos.
Y ahí terminó sus declaraciones. Creo que no hace falta añadir nada más, aunque, a la luz del dominio de las sensibilidades neoliberales de muchos de los departamentos de economía en las universidades en España, sea necesario aclarar que Larry Summers no es un economista de izquierdas. En realidad es un economista de centroderecha que, tal como reconoce, vio que las herramientas y conocimiento económico adquiridos en la Universidad no le sirvieron de mucho ni para prevenir ni para resolver la crisis, excepto para los bancos. Esto último no lo dijo Larry Summers, pero Martin Wolf, el periodista del Finantial times, podría haberlo añadido.

Otras noticias económicas de EEUU ignoradas en la prensa de mayor difusión de España: El establecimiento de bancos públicos
Una noticia que tampoco ha aparecido en los mayores medios de información en España es que hay varios estados en Estados Unidos que están estableciendo bancos públicos estatales como manera de evitar su dependencia de la banca privada, cuyo comportamiento, en general, ha sido perjudicial para los estados. La dinámica de optimizar los beneficios que sigue la banca privada no siempre es beneficiosa para el bien público.
En realidad, el único estado de EE.UU. que no ha tenido problemas financieros de deuda ha sido el estado de North Dakota (que incluso hoy tiene un superávit en su presupuesto). Y ello se debe, en parte, a ser el único estado que tiene un banco público estatal (que tiene un superávit de 62 millones de dólares, habiendo estado en superávit durante los últimos siete años). La misión más importante de tal Banco es la provisión de crédito tanto al estado como a los ciudadanos y empresas. El equivalente en España son las Cajas de Ahorros, en caso de que hubieran sido nacionalizadas, opción propuesta en España por ATTAC.
El éxito de tal experiencia en North Dakota explica que muchos estados como Oregon, Washington, Massachussets, Arizona, Maryland, Nuevo Méjico, Maine, Illinois, Virginia, y ahora California (la octava economía del mundo) hayan establecido o estén estableciendo bancas públicas estatales. En España, sin embargo, vamos en dirección opuesta: las cajas de ahorros están siendo privatizadas por el estado con el aplauso y visto bueno del mayor partido de la oposición. Se privatizan, con ello, instituciones que dejan de tener su objetivo de servicio comunitario para pasar a ser instituciones mercantiles, con afán de lucro: lo contrario de lo que debiera ocurrir.

Ver artículo en PDF

Recomendar a un amigo Recomendar a un amigo

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies