nov 02

Entrevista de La Voz de Galicia al profesor Navarro sobre el referéndum en Grecia, 2 de noviembre de 2011

1. ¿Cómo valora la decisión de Papandreu de convocar referéndum? ¿Qué cree que ha cambiado en una semana para que su actitud haya dado un giro de 180 grados?

Me parece que es una muestra de dignidad e integridad democrática. No es democrático que al pueblo griego se le impongan tantas medidas impopulares sin que se le consulte. El que tiene que decidir lo que ocurre en Grecia es el pueblo griego y no lo que decidan los mal llamados mercados financieros o la señora Merkel con el señor Sarkozy. Es un indicador del deterioro de la conciencia democrática en los establishments europeos que se cuestione la decisión de un gobierno de consultar a su pueblo en un tema de tal trascendencia. Aplaudo al gobierno socialista griego por tal decisión.

2. ¿Esto arrastrará a Europa y a España, en particular?

¿Qué quiere decir arrastrar a Europa y a España? Estamos ya en una situación que se está convirtiendo en intolerable. Y se nos dice que no se arreglará por varios años. Para millones de europeos y españoles la Gran Recesión es ya una Gran Depresión. Lo que está ocurriendo en Grecia es un cuestionamiento de la manera como se está construyendo Europa. Y el establishment que dirige la Eurozona, excesivamente influenciada por la banca, no puede continuar asumiendo que la gente tolerará las políticas de desmantelamiento del Estado del Bienestar que están tomando lugar.

3. ¿Qué tiene –o puede- hacer la UE ahora?

Lo que tendría que haber hecho desde el principio. Que, el Banco Central, entre otras medidas, se convirtiera en un Banco Central y no en un mero lobby de la banca alemana. El Banco Central tiene que imprimir dinero y ayudar a los Estados. Tiene también que comprar la deuda pública de aquellos Estados, abiertamente y subrayando que continuará haciéndolo y por la cantidad y tiempo que se requiera. Por otra parte, la Eurozona tiene que establecer un Departamento del Tesoro que ofrezca Eurobonos que puedan ser comprados por el Banco Central Europeo y por las instituciones financieras que lo deseen. Y tiene que establecerse unas políticas fiscales y presupuestarias comunes con un presupuesto federal mucho más extenso que el actual y que tenga como función la redistribución de recursos a nivel europeo con un programa expansivo que recuerde el New Deal de Estados Unidos o la reconstrucción de Europa después de la II Guerra Mundial encaminada a estimular la economía y la creación de empleo. Se requiere un cambio de 180º a lo que la Eurozona está haciendo.

4. ¿Es el final del euro?

El problema no es el euro. Sino el coste que puede significarle para un país continuar en el euro sin los cambios que he sugerido anteriormente. Estos costes en el caso griego son excesivamente elevados y le puede ser más rentable como país abandonar el euro. Recordemos que Argentina dejó la paridad con el dólar y cuando el Fondo Monetario Internacional advirtió que sería una catástrofe creció un 6% por año que le permitió reducir el desempleo de una manera muy notable así como reducir la deuda pública.

Ver entrevista en PDF
Recomendar a un amigo Recomendar a un amigo

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies