ene 10

Artículo publicado por Vicenç Navarro, 10 de enero de 2011

Esta nota responde a un artículo de Salvador López Arnal en Rebelión.

El hecho de que estuviera viajando explica que no leyera hasta ahora el artículo “Havel, Navarro y las categorías Imprecisas”, que escribió Salvador López Arnal en Rebelión (06.01.12), donde aplaude mi postura crítica a Vaclav Havel, “El otro Vaclav Havel”, que apareció un día antes en Público. En mi artículo cuestioné la idealización de la figura de tal personaje, mostrando componentes de su biografía, ignoradas (cuando no ocultadas) en el coro de alabanzas surgido en los mayores medios de difusión a raíz de su muerte. Agradezco los comentarios elogiosos de Salvador López Arnal al artículo y, más importante, la visibilidad que da a los argumentos y documentación que presenté en aquel artículo, y que reproduce extensamente en el suyo.

La segunda parte del artículo de Salvador López Arnal, sin embargo, contiene una crítica al mío por considerar que estoy equiparando la dictadura comunista existente en Checoslovaquia con la dictadura fascista existente en España, al indicar que “no tengo ningún inconveniente en saludar a cualquier persona que haya luchado en contra de una dictadura, sea del signo que sea”, observación de la cual Salvador López Arnal parece derivar (erróneamente) que considero a todas las dictaduras iguales. Tal observación parece reflejar un considerable desconocimiento de mis trabajos. Decir que “no tengo ningún inconveniente en saludar a cualquier persona que haya luchado en contra de una dictadura” no quiere decir que considere a todas las dictaduras igualmente represoras y opresoras. He escrito extensamente, por ejemplo, de la diferencia existente entre la dictadura soviética y la dictadura nazi. (Me permito sugerir mi libro “Social Security and Medicine in the USSR”, Lexington Books, 1977), como también he denunciado la equiparación absurda que se hace frecuentemente en los medios conservadores y neoliberales entre nazismo y comunismo (ver mis artículos en mi blog www.vnavarro.org sobre este tema). Y he indicado en más de una ocasión que mientras la humanidad se ha beneficiado de la existencia del comunismo (a pesar de los enormes errores y violación de derechos humanos, que deben denunciarse), ningún país se ha beneficiado del fascismo, lacra que ha existido en el siglo XX.

Mi crítica a las derechas españolas de su incoherencia es por aplaudir la purga de los comunistas en el estado en el cual Vaclav Havel gobernaba, cuando a la vez los sucesores del régimen fascista dictatorial están todavía controlando gran parte del Estado español, todo ello en nombre de la libertad y de la democracia. De esta denuncia de incoherencia tampoco puede deducirse que esté equiparando la dictadura comunista de Checoslovaquia con la dictadura fascista en España. En realidad, ésta última dictadura fue mucho más represora que la existente en Checoslovaquia. Y los datos existentes (a los cuales yo he contribuido), así lo documentan. No mantengo por lo tanto la postura que se me atribuye. No tengo objeciones a que se mi critique, siempre y cuando la crítica sea justa. Pero, en este caso, no lo es.

Ver artículo en PDF

Recomendar a un amigo Recomendar a un amigo

Deje un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies